El siguiente, es un modelo que puedes utilizar para empezar tu programa de pruebas A/B y mejorar el que tienes (si lo tienes):

  • Recolecta la data: tus analíticas pueden proveerte la información para comenzar a optimizar una experiencia.  Comienza por revisar aquellas páginas o “experiencias” con mayor tráfico, menor tasa de conversión, mayor tasa de salida, etc.  Básicamente busca los resultados más fáciles de obtener.
  • Identifica las metas: qué quieres obtener de este experimento, cuál es un resultado positivo de esta prueba, cuál es un resultado negativo o neutro. Qué meta, además de las que tienes en frente, tienes que considerar. Mientras más específico seas, más fácil te va a resultar enfocar tu experimento en lo que le va a traer valor a tu empresa. Muchas veces ponemos como meta, por ejemplo, incrementar la tasa de clicks por 5%, sin embargo no vemos más allá y es luego de que tenemos los resultados y hemos invertido tiempo y dinero que nos damos cuenta que el incremento de 5% en ese botón, no significó más ventas ni registros ni nada. Es importante alinearse con las metas generales de tu empresa y asegurarse que los esfuerzos que realices tengan resultados de alto impacto en el desempeño de tu empresa.  Normalmente el objetivo es ganar más dinero.
  • Genera una hipótesis: una vez que hayas determinado las metas y objetivos, debes comenzar a pensar en las posibles pruebas (variaciones) y en las hipótesis que hagan que tus resultados sean mejores a la variación “control”.
  • Crea las variaciones: utilizando el software para hacer las pruebas A/B, has los cambios deseados a tu sitio web o aplicación móvil. Esto puede ser cambiar el color de un botón, la imagen de fondo, un párrafo, o un flujo de registro. Muchas herramientas, como Optimizely, la herramienta que vamos a utilizar, ofrecen editores visuales que te permiten hacer estos cambios fácilmente. Siempre asegúrate de probar todo antes de lanzar pruebas, ya que no quieres mostrar elementos raros en el sitio web.
  • Corre el experimento:  ya tienes todo listo, lo que falta es correr el experimento. En este momento simplemente le das “play” y esperas que los resultados comiencen a llegar. Cada experimento va a tener una duración distinta y principalmente va a variar dependiendo del tráfico que tengas a tu sitio web, el nivel de confianza que quieres, y los resultados que estás esperando con tu hipótesis.
  • Analiza la data: Mientras corres el experimento, puedes ir analizando la data para asegurarte que todo vaya de acorde al plan. La complejidad del análisis de la data va a variar dependiendo del objetivo del experimento. Optimizely ofrece muchas herramientas para visualizar la data y llegar a conclusiones más fácilmente, sin embargo siempre es recomendable ir más allá y consultar otra data como las analíticas de tu sitio web e inclusive tus ventas.
  • Itera: nunca pares de hacer pruebas. Tu producto nunca estará terminado y si crees que ya lo terminaste, siempre va a haber algo que encontrar, asi que no consideres las pruebas A/B como algo que solo se hace una vez sino como un programa constante dentro de tu empresa.

Si la nueva variación es la ganadora, ¡Felicitaciones!, has mejorado el desempeño de tu sitio web o aplicación probando un cambio. Si no lo es, no te des por vencido. Cambia la idea o elemento que querias probar. A veces cambios pequeños traen resultados grandes, pero cambios grandes pueden traer resultados aún más grandes.

Cualquiera que sean los resultados de tus pruebas, toma la data, analízala y utilízala para crear nuevos experimentos.

Para crear nuevos experimentos, o iterar en los que ya hayas terminado, puedes seguir estos pasos:

pasos para prueba ab