Las pruebas A/B le permiten a individuos, equipos y compañías hacer cambios a las experiencias de sus usuarios y recolectar data con los resultados. Con esto, puedes construir hipótesis y aprender el por qué del impacto distinto de cada elemento en el comportamiento de los usuarios.  Además puedes responder varias interrogantes acerca de tu producto, servicio, marca, etc.

Hacer pruebas le permite a tu equipo y empresa mejorar el producto, la experiencia, y el servicio constantemente, mejorando solo un aspecto en cada prueba.

Por ejemplo, una empresa de tecnología quiere incrementar el volumen de ventas en su plataforma. Para ello, el gerente de producto analiza varios elementos claves y determina que se necesita una mejor descripción de la solución en el sitio web. El equipo de marketing decide hacer pruebas y cambiar el nombre del producto, la descripción, algunas visuales, y la arquitectura de la página.

Probar cada elemento contra su contraparte en la versión control, le permite al equipo determinar qué es lo que las personas están buscando y qué elementos deben cambiar (y seguir probando) para el mejoramiento contínuo. Con el tiempo, pueden combinar la versión ganadora de varias pruebas y demostrar con números el mejoramiento de una nueva experiencia contra la anterior.

Pruebas AB - Ascenso

Este método de introducir cambios a la experiencia del usuario también permite optimizar la experiencia para cumplir un objetivo en específico y hacer cambios cruciales a campañas y estrategias de marketing.

Al hacer pruebas en el contenido, títulos, imágenes, los equipos de marketing pueden aprender qué combinaciones funcionan mejor para clicks, registros, ventas, etc. y así mejorar los mensajes e iniciativas en otros canales.

Pruebas AB - Ascenso - Marketing digital

Las pruebas A/B también pueden ser beneficiosas en el proceso de desarrollo de nuevos productos, tanto para los ingenieros, managers del producto, diseñadores, etc. Todo lo referente al uso de un producto, sus funciones, tutoriales, y más pueden ser mejoradas haciendo pruebas recurrentes y periódicas siempre y cuando tengas un objetivo claro e hipótesis para probar.

¿Quieres aprender más de las pruebas A/B?